domingo, 16 de enero de 2011

Diferentes Tipos De Subestaciones

Las subestaciones se pueden denominar de acuerdo con el tipo de función que desarrollan, en tres grupos:

a) Subestaciones variadoras de tensión.

Subestación Elevadora

Subestación de transformación en la cual la potencia de salida de los transformadores está a una tensión más alta que la potencia de entrada.

Subestación Reductora

Estación de transformación en la cual la potencia que sale de los transformadores tiene una tensión más baja que la potencia de entrada.

b) Subestaciones de maniobra o seccionadoras de circuito.

c) Subestaciones mixtas (mezcla de las dos anteriores).

De acuerdo con la potencia y tensión que manejan las subestaciones, estas se pueden agrupar en:

Subestaciones de transmisión. Arriba de 230 kv.

Subestaciones de subtransmisiòn. Entre 230 y 115kv.

Subestaciones de distribución primaria. Entre 115 y 23 kv.

Subestaciones de distribución secundaria. Debajo de 23 kv.

CLASIFICACION DE LAS SUBESTACIONES ELECTRICAS

a) Subestaciones receptoras primarias.

b) Subestaciones receptoras secundarias.

c) Subestaciones tipo intemperie.

d) Subestaciones tipo interior.

e) Subestaciones tipo blindado.

f) Subestaciones tipo rural.

g) Subestaciones en las plantas generadoras o centrales eléctricas

Subestación eléctrica

Subestación eléctrica elevadora. Una subestación eléctrica es usada para la transformación de la tensión de la energía eléctrica. El componente principal (y más caro) de una subestación eléctrica es el transformador. Las subestaciones eléctricas elevadoras se ubican en las inmediaciones de las centrales eléctricas para aumentar la tensión de salida de sus generadores. En España los niveles de tensión normalizados más habituales son 15, 20, 66, 132, 220 y 400 kV. De ellos, los dos últimos corresponden a la red de transporte (gestionada y operada por RED ELÉCTRICA) y el resto son de la red de distribución. Cerca de las poblaciones y de los consumidores, se encuentran las subestaciones eléctricas reductoras que reducen el nivel de tensión para que sea apto para su uso por medianos consumidores (fábricas, centros comerciales, hospitales, etc). Dicha reducción tiene lugar entre tensiones de transporte (400 o 220kV) a tensiones de distribución. Repartidos en el interior de las ciudades existen centros de transformación (CT’s) que bajan la tensión a 400V en trifásica (tres fases y neutro), la cual es apropiada para su distribución a pequeños consumidores, entre los que se encuentra el consumo doméstico. Para este tipo de consumo se utiliza en cada vivienda una fase y el neutro, por lo que la tensión que se mide con un polímetro es de 230 V. La razón técnica para realizar esta operación es la conveniencia de transportar la energía eléctrica a larga distancia a tensiones elevadas para reducir las pérdidas resistivas por efecto Joule ( ), que dependen de la intensidad de corriente. Las líneas de la subestación eléctrica están protegidas por equipos principalmente con dos principios de funcionamiento: diferencial de línea y distancia. En el primer caso se compara la intensidad de ambos extremos de la línea en cada instante y se comprueba que coincidan, mientras que en el segundo se obtiene la impedancia de la línea realizando el cociente entre tensión e intensidad para verificar que se encuentre entre unos valores predeterminados. También poseen aparatos de maniobra tanto en carga (interruptores) como sin carga (seccionadores) y de medida (transformadores de intensidad y de tensión). Así mismo es necesario establecer comunicaciones entre las subestaciones que se encuentran en los extremos de las líneas, y ésta puede realizarse bien mediante fibra óptica, comunicaciones en alta frecuencia a través de la misma línea (onda portadora) o por un enlace de radio. Para proteger líneas de media tensión (<66>

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada